TOSCA en el LICEU DE BARCELONA

El director de escena sevillano de 35 años, Rafael R. Villalobos, lleva la obra "Tosca" de Giacomo Puccini al Liceu de Barcelona (y ya van 192 veces en este teatro) del 4 al 21 de enero 2023. 


La expectación de la dirección del joven genio andaluz era máxima, aparentemente en la obra aparecían desnudos y se hace una referencia a Pier Paolo Pasolini, el cineasta italiano asesinado en Roma. 

Las noticias en los periódicos parecían decir que el público de la primera sesión, el día 4 de enero, no había sido encandilado con esta versión. 


El grupo B era el elegido para este estreno, donde al final de la obra el director salió para recibir lo que en algunos periódicos denominaron abucheos. Este grupo parece ser excesivamente (con o sin motivo) exigente, creando una incertidumbre o prejuicio para el resto, antes de ver la obra. Y precisamente eso es lo que hace que la gente tenga más ganas de ver la obra, cuando crea polémica...debe ser algo innato en el ser humano, nos gusta el morbo. Sea como fuere, más gente de lo habitual hablaba de esta obra en Barcelona, y en un futuro la gente podrá decir orgullosa "yo estuve allí".

En el caso del resto de grupos, por ejemplo el elegido el día para nuestro artículo, el G, la obra fue acogida con múltiples aplausos durante la obra (cuyos actores tuvieron que esperar a que el público se calmara). Al final de los 3 actos la ovación fue atronadora, en particular para los artistas en papeles principales: Maria Agresta (Floria Tosca) y Vittorio Grigolo (Mario Cavaradossi).


¿Qué hace que una obra sea bien o mal recibida? pues la opinión personal de cada uno de los espectadores, que quedar plasmadas en periódicos. Muy similar, a lo que mostraba la película "Las ilusiones perdidas" de Xavier Giannoli, donde se pagan grandes cantidades de tomates o aplausos, para conseguir los titulares del día siguiente. 

Foto: Karl Forster

Resumen, por el Liceu, de la obra clásica

Floria y Mario, son dos enamorados que defienden su amor en libertad, pero los celos de ella harán que encuentre un trágico final para el trío protagonista como consecuencia de la asfixia de la religión y del aparato político. El temor a Dios como herramienta de dominación política y de manipulación social en un drama en el que la música enfatiza la psicología de los personajes.

Foto: Karl Forster

Estrenada en Roma en 1900 (y en 1902 en el Liceu), Tosca retrata cómo pesan las sospechas de una prima donna sobre el destino de su amante. Una heroína inmortal que es femme fatale de fin de siècle, pero también estereotipo de la mujer moderna comprometida, se enfrenta a Scarpia, que, como jefe de policía, es punitivo y sádico, pero con una debilidad obsesiva: la diva. Los acordes demoníacos que abren la ópera serán el leitmotiv de los intercambios violentos del segundo acto.

En esta nueva producción estrenada en La Monnaie y coproducida por el Gran Teatre del Liceu, entre otros, el director español Rafael R. Villalobos destaca la presión política, moral y social sobre el público, en combinación con el universo opresivo que vivió Pier Paolo Pasolini (asesinado porque ser considerado enemigo del gobierno) y los tormentos personales de Caravaggio revisitados por Santiago Ydáñez.

Foto: Karl Forster

Esta presión, que el Vaticano ejerce urbi et orbi, hace que los personajes de Tosca sean auténticas marionetas. ¿Cómo podrán mantener sus creencias intactas cuando todo lo que tienen a su alrededor está contaminado de corrupción y despotismo? ¿Cómo reaccionará Floria Tosca cuando la línea entre poder pervertido y dogma religioso se vuelva demasiado porosa? Su salto al vacío no solo será físico, sino una salida necesaria para mantenerse auténtica y libre. Horror y devastación confrontados con la belleza.

Foto: Karl Forster

En un momento de duda y fragilidad Scarpia grita: “Tosca, mi fai dimenticare Iddio!”. ¿Quién no ha olvidado en algún momento quién es?

Otra posibilidad interesante de conocer de qué trata la obra, es vía este audio que describe la trama. 

Es una de las óperas más populares de Puccini y ha sido representada en todo el mundo, con una trama que trata temas universales como el amor, la traición, la venganza y la lucha por el poder, que son temas que siguen siendo relevantes en la actualidad. Además, la obra también trata temas políticos, como la represión del gobierno y la lucha por la libertad, que siguen siendo temas importantes en la actualidad, especialmente en países donde la libertad de expresión y la libertad política están limitadas.


Tosca versión Pasolini

Otra conexión con la actualidad es que la obra ha sido interpretada en muchas versiones y adaptaciones que han permitido a los espectadores ver la historia desde diferentes perspectivas y conectarse con ella de manera más personal.

De esta forma, la obra intenta hacer un guiño al momento en que Pasolini es asesinado en Roma, al ser también un artista incómodo que fue asesinado. Si bien es un poco forzado y la gente no llega a entender bien la relación de ambos acontecimientos, la idea es novedosa. Se observan dos o tres escenas donde aparece Pasolini con su amante, donde uno utiliza su juventud para obtener dinero del afamado director, a cambio de su amor. En otras escenas vemos a un Pasolini que observa las escenas de Tosca, como un espectador invisible.

La obra pareciera decir que hay una relación entre los devaneos amorosos de Pasolini con los excesos del Barón Scarpia (Željko Lučić), quien indica que tenía sexo con jóvenes desnudos que corretean por el escenario, o lo insinúan con niños inocentes con cara de miedo. Claro está que para los expertos en esta obra, ningún detalle quedará pasado por alto, pero para los nuevos, las evidencias no son tan claras, teniendo que hacer una versión propia de lo que está viendo. 

En realidad, y según palabras del Liceu: 

Villalobos se centra en dos nombres principales: el director de cine y escritor Pier Paolo Pasolini –asesinado en 1975, y amenazado en vida por las facciones fascistas que habían sobrevivido en Italia tras el fin de la Segunda Guerra Mundial–, y el pintor barroco Caravaggio. Caravaggio aparece al final del segundo acto, justo después de que Tosca apuñale a Scarpia: a modo de telón, se despliega una reproducción del cuadro de Judith y Holofernes, una escena bíblica en la que la mujer violada decapita a su acosador. Y Pasolini recorre toda esta producción: su figura es casi un espejo de la de Cavaradossi, e incluso se manifiesta en el escenario como un personaje silencioso mientras interactúa físicamente con el elenco. Al final, la lectura es transparente: Tosca es sin duda una víctima de las estructuras de poder, pero Cavaradossi no es una víctima menor, pues los dos encarnan las virtudes revolucionarias del arte y el amor.

Junto a los dos amantes, está la tercera figura principal de la ópera, Scarpia. Villalobos ha trazado un perfil del jefe de la policía del Vaticano que potencia todas sus cualidades ínfimas y sus vicios, en particular la lujuria. El segundo acto en particular se encuadra en un contexto muy pasoliniano: el Palazzo Farnese, sede del poder policial en Roma, se muestra en escena como si fuera una secuencia de la película póstuma de Pasolini, Salò, o los 120 días de Sodoma, una versión libre de la novela del Marqués de Sade en la que el director realizaba un retrato cruel del poder de Mussolini. Salò es una película impactante, explícita en su representación del sexo inmoral y la violencia física, y el escenario se transforma en la resaca de una orgía, en la que la decoración de la sala consiste en retratos de jóvenes desnudos. Los cuadros tienen un papel central en esta producción: tanto el retrato de la Magdalena del primer acto, como los desnudos del segundo y la versión de Caravaggio, han sido creados por el prestigioso artista Santiago Ydáñez, galardonado con el premio de pintura BMW de 2018.


El gran mérito de la obra es que se cumplió el deseo que el propio Villalobos expresó tras su estreno, la idea es que la gente no se quede dormida en la obra, que cree debate siendo la ópera parte de las ciudades modernas y no algo burgués. Tanto en la página de Amics del Liceu y del propio Liceu encontramos entrevistas con el director de escena. En este link del Liceu, además, hay extractos de la obra para poderse hacer una idea de lo que se verá.


Liceu

El Liceu de Barcelona fue fundado en 1847 y es uno de los teatros de ópera más importantes de España y Europa. Fue construido con una capacidad para 1.800 espectadores y una de las mejores acústicas de Europa.

El incendio del Liceu de Barcelona tuvo lugar el 31 de enero de 1994, causando un gran daño al edificio y su posterior cierre. Fue un incendio devastador que destruyó gran parte del teatro, incluyendo el escenario, la sala de espectadores, y el techo.

El incendio comenzó en el escenario y se propagó rápidamente debido a la madera y las telas utilizadas en las decoraciones. Los bomberos llegaron rápidamente al lugar, pero el fuego ya se había extendido demasiado y no pudieron evitar que causara un gran daño al edificio. 

Fuente: Amics del Liceu



Fuente: El País

La noticia fue un shock para el país, podemos ver un fantástico documental de TVE al respecto aquí.

Como ejemplo de la gran afluencia de espectadores al Liceu, ponemos como ejemplo las pocas plazas disponibles ha día de hoy para el próximo sábado, solo unos cuantos puntos verdes muestran las que quedan libres. Aquí el link para comprar entradas para Tosca.





Por: Noelia Vela y David Sanchez

Entradas populares de este blog

Mentir lo Mínimo. L´été de Vaour 2021

Les frères Colle. Aviñón 2021

La flauta mágica (Mozart). Théâtre du Capitole de Toulouse

MONASTERIO SANTA CATALINA. Arequipa, Perú

Cantillon, la legendaria cervecería de Bruselas

Parque Arqueológico de Pompeya

Work. L´été de Vaour 2021

Sonoma. Aviñón 2021

Ben-Hur. Aviñón 2021

EL PARAÍSO DEL BAMBÚ Y LA GUADUA. EJE CAFETERO, COLOMBIA