Abadía de Westminster. LONDRES 2024


     En el corazón de Londres, erguida con majestuosidad y gracia, se encuentra la imponente Abadía de Westminster. Esta antigua edificación, con una historia que se remonta más de mil años atrás, es una de las estructuras más icónicas y reverenciadas de todo el Reino Unido.

La Abadía de Westminster, también conocida como la Iglesia Colegiata de San Pedro en Westminster, es un símbolo de la grandeza y la historia de Inglaterra. Su arquitectura gótica, con sus altas torres y elaborados arcos, deja a los visitantes maravillados desde el momento en que ponen un pie en su interior.


Historia

Esta obra maestra arquitectónica fue fundada originalmente como un monasterio benedictino en el año 960 por el rey Edgar el Pacífico. Sin embargo, fue bajo el reinado de Eduardo el Confesor en el siglo XI que la Abadía adquirió su forma actual. Eduardo reconstruyó la iglesia en un estilo románico normando, y desde entonces, ha sido el lugar de coronación de la mayoría de los monarcas británicos.

Una de las características más impresionantes de la Abadía de Westminster es su impresionante fachada gótica. Las altas torres que se elevan hacia el cielo, adornadas con elaborados vitrales y esculturas, dan testimonio del genio arquitectónico de aquellos que la construyeron hace siglos.


Al entrar en la Abadía, los visitantes son recibidos por una vista impresionante: techos abovedados que se alzan sobre ellos, columnas ornamentadas que se elevan hacia el cielo y una luz suave que filtra a través de los vitrales, creando una atmósfera de reverencia y solemnidad.

Dentro de sus muros, la Abadía alberga una rica colección de arte y arquitectura. Desde los magníficos altares hasta las esculturas y pinturas que adornan sus paredes, cada rincón de la Abadía está impregnado de historia y significado.


Además de su importancia como lugar de coronación y entierro de los monarcas británicos, la Abadía de Westminster también ha sido testigo de muchos otros eventos históricos importantes, desde bodas reales hasta funerales de estado.

 Cementerio 

      Entre las personas notables enterradas en la Abadía de Westminster encontramos a:

1.     Reyes y Reinas de Inglaterra: La Abadía alberga las tumbas de varios monarcas británicos, incluidos Eduardo el Confesor, Enrique III, Eduardo I, Eduardo III, Enrique V, Enrique VII, Isabel I, María I, Guillermo III y María II, entre otros.

2.     Figuras Históricas: Además de los monarcas, la Abadía también es el lugar de descanso final de figuras históricas destacadas como Isaac Newton, Charles Darwin, Geoffrey Chaucer, Charles Dickens, Rudyard Kipling, Laurence Olivier, Winston Churchill y Charles Darwin, entre otros.


3.     Políticos y Militares: También se encuentran enterrados aquí políticos y militares notables como David Lloyd George, Neville Chamberlain, Clement Attlee, y el Mariscal de Campo Bernard Montgomery.

4.     Escritores y Poetas: La Abadía alberga las tumbas de varios escritores y poetas famosos, incluidos Geoffrey Chaucer, Charles Dickens, Rudyard Kipling, y Alfred Tennyson, entre otros.

5.     Científicos y Filósofos: Isaac Newton, uno de los científicos más influyentes de todos los tiempos, está enterrado en la Abadía. También se encuentra la tumba de Charles Darwin, el autor de "El origen de las especies".

6.     Músicos y Artistas: Entre las personalidades del mundo de la música y las artes enterradas en la Abadía se encuentran Henry Purcell, Benjamin Britten, y William Shakespeare, cuya tumba conmemorativa se encuentra en la Poet's Corner.

 

Bodas Reales en la Abadía de Westminster

Una de las tradiciones más destacadas en la Abadía de Westminster son las bodas reales. A lo largo de los siglos, varios miembros de la realeza británica han elegido este sagrado lugar como escenario para celebrar su unión matrimonial.

      Uno de los matrimonios más famosos que tuvo lugar en la Abadía fue el de Guillermo, Duque de Cambridge, y Catherine Middleton, el 29 de abril de 2011. La boda, que fue vista por millones de personas en todo el mundo, se llevó a cabo en medio de una atmósfera de gran emoción y anticipación. La novia llegó a la Abadía en un carruaje de vidrio decorado con flores blancas, mientras que el novio y los invitados reales aguardaban su llegada en el interior.

La ceremonia en sí fue un espectáculo impresionante, con la novia caminando por el pasillo central de la Abadía, flanqueada por su padre y seguida por su corte nupcial. La música resonó en los altos techos de la iglesia mientras se intercambiaban los votos y se daban el "sí, quiero". Después de la ceremonia, los recién casados salieron de la Abadía entre una lluvia de pétalos de rosa, saludados por multitudes emocionadas que se habían congregado afuera.


      Otro matrimonio real que tuvo lugar en la Abadía fue el de la Reina Isabel II y el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, el 20 de noviembre de 1947. Esta boda, que tuvo lugar poco después del final de la Segunda Guerra Mundial, fue un rayo de luz y esperanza para el pueblo británico. La Abadía estaba decorada con flores y banderas, y la ceremonia fue transmitida por radio a millones de personas en todo el mundo.


Funerales

Además de las bodas reales, la Abadía de Westminster también ha sido el lugar de funerales de estado para varias figuras prominentes de la historia británica. Estos funerales, marcados por la pompa y la solemnidad, han sido ocasiones de gran emoción y respeto.

      Uno de los funerales más notables que tuvo lugar en la Abadía fue el de Sir Winston Churchill, el 30 de enero de 1965. Churchill, quien fue Primer Ministro del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial, fue despedido con honores militares en un funeral que atrajo a dignatarios de todo el mundo. La ceremonia, que incluyó una procesión fúnebre por las calles de Londres y una misa en la Abadía, fue vista por millones de personas en todo el mundo a través de la televisión.


      Otro funeral importante que se llevó a cabo en la Abadía fue el de la Reina Madre, el 9 de abril de 2002. La Reina Madre, quien fue la esposa del Rey Jorge VI y la madre de la Reina Isabel II, fue despedida con gran pompa y ceremonia en un funeral que fue asistido por miembros de la realeza y dignatarios de todo el mundo. La Abadía estaba decorada con flores blancas y banderas negras, y la ceremonia fue transmitida por televisión a millones de personas en todo el mundo.

Turismo

      Hoy en día, la Abadía de Westminster sigue siendo un lugar de culto activo y un destino turístico popular. Cada año, millones de personas de todo el mundo visitan este lugar sagrado para maravillarse con su belleza arquitectónica y sumergirse en su rica historia.


      La Abadía de Westminster es mucho más que una simple edificación. Es un testamento vivo de la grandeza y la historia de Inglaterra, una joya arquitectónica que sigue cautivando a todos los que tienen el privilegio de contemplarla. Esta venerable edificación ha sido el escenario de momentos que han dado forma a la historia de Inglaterra.

 N.V. y D.S.


Entradas populares de este blog

TAC 2020. ConTACto: gala de danza

Mentir lo Mínimo. L´été de Vaour 2021

Z el camino de la libertad (El Zorro). AVIÑÓN 2023

Les frères Colle. Aviñón 2021

La flauta mágica (Mozart). Théâtre du Capitole de Toulouse

Parque Arqueológico de Pompeya

Sonoma. Aviñón 2021

Festival des Lanternes. Blagnac 2021

MONASTERIO SANTA CATALINA. Arequipa, Perú

Cantillon, la legendaria cervecería de Bruselas