TESLA. Exposición Caixa Forum 2022. MADRID




Caixa Forum Madrid trae esta exposición hasta el 8 de enero 2023.
Admirado por unos y envidiado por otros, el genial Nikola Tesla (Smiljan, actual Croacia, 1856 - Nueva York, 1943) es mucho más que uno de los mayores inventores de la historia: es el fundador de la tecnología moderna, una figura clave en la historia de la ciencia. En las últimas décadas, Tesla se ha convertido en un icono popular, el paradigma del inventor genial sin perspicacia alguna para los negocios. 

Orígenes y primeros trabajos en Europa 
Nikola Tesla nació en la medianoche del 9 al 10 de julio de 1856 en el pueblo de Smiljan, en Lika (actual Croacia), donde entonces se encontraba la frontera bajo control militar del Imperio austriaco, y en el seno de una familia ortodoxa serbia. 


Su nacimiento tuvo lugar durante una tormenta eléctrica, hecho que algunos interpretaron como un augurio extraordinario. La personalidad genial de Tesla se modelará sobre la base de un sistema de valores que adquirirá gracias a la familia, el entorno cultural y la educación que recibirá en las instituciones científicas europeas del momento.

Revelación 
En 1881, Tesla entra a trabajar en la central telefónica de Budapest. Allí desarrollará la idea de un mecanismo que, mediante corriente alterna, genere un campo magnético como fuerza motriz: el motor de inducción. La inspiración le llega mientras pasea con un amigo por un parque. Mirando la puesta de sol, Tesla recita un fragmento del Fausto de Goethe, y de repente tiene una visión con la solución al problema. Con la ayuda de un bastón, dibuja en el suelo la idea de un campo magnético rotativo.

Primer gran invento: el motor de inducción polifásico 
En la época, los motores eléctricos funcionaban con conmutador y escobillas, y se alimentaban con corriente continua. Ya siendo estudiante, Tesla veía factible un motor sin escobillas, pero sus profesores consideraban la idea impracticable. En 1883, trabajando para la compañía de Edison en Europa, Tesla presenta su primer motor de inducción, pero no consigue ayuda financiera para desarrollarlo.

Primeros pasos en EE.UU.: Tesla trabaja para Edison 
Los primeros trabajos de Tesla para Edison en Estados Unidos consistirán en la mejora de la red de alumbrado de la ciudad de Nueva York, que entonces funcionaba con corriente continua. Edison le promete una recompensa de 50 000 dólares si consigue mejorar las prestaciones de sus dinamos. Tesla cumple con creces su parte, pero Edison se niega a hacer honor a su palabra. Decepcionado, Tesla renuncia y decide establecerse por su cuenta. Sin embargo, abrumado por los problemas económicos, durante una temporada tiene que trabajar cavando zanjas para la compañía de Edison.

Tesla saborea el triunfo: la gran Exposición Universal Colombina de Chicago
En 1893 tendrá lugar la Exposición Universal Colombina de Chicago, organizada para celebrar los 400 años del descubrimiento de América. En la exposición, que se anuncia como «El mundo del mañana», la electricidad es la principal atracción. Westinghouse Electric obtiene los derechos para producir la energía necesaria para su funcionamiento con 12 generadores bifásicos Tesla: una victoria contundente de Tesla, Westinghouse y su sistema de corriente alterna en la guerra de las corrientes.

Rótulos de colores anuncian el futuro 
Tesla aprovecha la exposición para contrarrestar la mala prensa de la corriente alterna haciendo demostraciones espectaculares en las que se expone a corrientes de gran voltaje y baja intensidad que le atraviesan el cuerpo sin dañarlo. También presenta algunos de sus inventos más vistosos. Pese a no ser el inventor de los tubos fluorescentes, los perfecciona, y sus innovadores rótulos luminosos causan sensación y se convierten en iconos del progreso.

Experiencias con rayos X: las sombragrafías 
Experimentando con corrientes de alta frecuencia, en 1892 Tesla observa una «radiación invisible que daña las películas fotográficas que se encuentran cerca. Seguirá investigándola, pero sus notas e instrumentos se perderán en el incendio de su laboratorio, en 1895. En este mismo año, Wilhelm Röntgen anuncia el descubrimiento de los rayos X, pero Tesla obtiene algunas de las primeras imágenes internas del cuerpo humano, a las que denomina sombragrafías.

Una utopía energética 
Al igual que cuando inflamos un globo con una bomba ya cada pulsación todos los puntos de la superficie notan la misma fuerza, la energía emitida por la Torre Wardenclyffe excitaría la cavidad resonante electromagnética de la atmósfera terrestre, y receptores de cualquier parte del planeta podrían captar y aprovechar esta energía. Hoy sabemos que, con su sistema, Tesla no habría conseguido que esta utopía fuera viable a gran escala.
¿Cómo funciona la Torre Wardenclyffe? 
Este modelo operativo ilustra la idea básica de Tesla de la transmisión inalámbrica de energía. El modelo consta de circuitos resonantes tanto en el transmisor (que sería la Torre Wardenclyffe) como en el receptor. A cortas distancias, la transmisión de energía es suficiente para encender una bombilla de baja potencia.

Experimentos en Long Island. 
La Torre Wardenclyffe En 1900, Tesla regresa a Nueva York con el objetivo de desarrollar su Sistema Mundial. Consigue 150 000 dólares del magnate J. P. Morgan y pone en marcha su proyecto más ambicioso: la construcción de la Torre Wardenclyffe (un generador gigante) en Long Island. Pero, en 1901, Marconi transmite con éxito una señal de Inglaterra a Terranova, con lo que derrota a Tesla en la carrera por ser el primero en conseguirlo. La pérdida de interés por parte de los inversores y los gastos acumulados abocarán a nuestro protagonista a la ruina. La torre será finalmente derruida en 1917.

El sueño de Tesla: la transmisión inalámbrica de la energía 
Una bombilla levita gracias a un dispositivo electromagnético; por tanto, no está conectada a nada. ¡Pero está encendida! ¿De dónde procede la energía que la hace brillar? La respuesta está en el sistema de alimentación sin cables ideado por Tesla. Un circuito de resonancia magnética situado en la parte superior del dispositivo actúa como transmisor, y suministra energía a la bombilla con una frecuencia de entre 100 y 1000 Hz.

Tesla, padre del SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence)
Un ejemplo del espíritu visionario de Tesla son sus ideas sobre posibles contactos con inteligencias extraterrestres utilizando una hipotética versión extrema de la transmisión inalámbrica, que él denomina teslascopio. En 1899, en Colorado Springs, detecta una extraña señal estática y repetitiva que parece provenir de Marte-en aquel tiempo se suponía habitado-. Hoy sabemos que malinterpretó el origen de la señal.

Turbina sin álabes 
En paralelo a su gran proyecto del Sistema Mundial, Tesla sigue ideando inventos en otras ramas de la ingeniería. En 1906, con motivo de su 50° cumpleaños, presenta una turbina de 200 caballos (150 kW) sin pistones ni álabes, que funciona con discos paralelos con una abertura central. Con gran ingenio, Tesla usa las fuerzas de adhesión y viscosidad, que los diseñadores siempre habían procurado evitar, como medio de propulsión.

Avión de despegue y aterrizaje verticales 
Los años posteriores al desastre de la Torre Wardenclyffe fueron muy duros para Tesla. No obstante, a pesar de los problemas económicos y de salud, cada vez más evidentes, el genio siguió presentando innovaciones revolucionarias, pero difícilmente practicables en la época. En 1928 presenta las últimas patentes para proteger su invento culminante en el campo de la aviónica, un avión biplano capaz de despegar y aterrizar verticalmente: el helicóptero-avión.

Últimos años: pobreza, rarezas y aseveraciones extraordinarias 
A partir de 1900, Tesla empieza a vivir en hoteles de los que se va cuando no puede pagar las facturas desorbitantes que acumula. Finalmente, en 1934, la compañía Westinghouse empieza a pagarle los alquileres y una pequeña renta mensual. Con los años, Tesla se vuelve cada vez más solitario, desconfiado y excéntrico. Las últimas décadas de su vida se caracterizan por unas ruedas de prensa en las que hace declaraciones extraordinarias, muchas de ellas fruto de su imaginación más que de los hechos. El 7 de enero de 1943, a los 86 años, Tesla muere solo en la habitación 3327 del New Yorker Hotel.

Un mundo nuevo 
En el imaginario colectivo, Tesla siempre será el arquetipo de genio romántico tan característico de las novelas de aventuras del siglo xix. Pero, en realidad, fue un científico e ingeniero extraordinario, y una de las mentes más brillantes nunca vistas. Cuando Tesla nació, el mundo funcionaba gracias al vapor y a la fuerza física; y a su muerte, lo hacía impulsado por la electricidad. A menudo se dice que Tesla inventó el siglo XX. No fue el único, pero sus aportaciones fueron, sin duda, decisivas. Y, por tanto, le corresponde un puesto de honor en la historia de la humanidad.

Por:  David Sanchez

Entradas populares de este blog

Mentir lo Mínimo. L´été de Vaour 2021

Les frères Colle. Aviñón 2021

La flauta mágica (Mozart). Théâtre du Capitole de Toulouse

MONASTERIO SANTA CATALINA. Arequipa, Perú

Cantillon, la legendaria cervecería de Bruselas

Parque Arqueológico de Pompeya

Work. L´été de Vaour 2021

Sonoma. Aviñón 2021

Ben-Hur. Aviñón 2021

EL PARAÍSO DEL BAMBÚ Y LA GUADUA. EJE CAFETERO, COLOMBIA