Los cenotes de Valladolid: historias y maravillas naturales de Yucatán. MÉXICO 2024


En el corazón de la península de Yucatán, Valladolid es un tesoro escondido, conocido no solo por su rica historia y cultura, sino también por sus impresionantes cenotes. 

Los cenotes de Yucatán se formaron hace miles de años debido a un proceso geológico conocido como karstificación, donde la roca caliza es disuelta por el agua, creando sistemas de cuevas y ríos subterráneos. Estos cenotes son parte de un vasto sistema de aguas subterráneas que se extiende por toda la península. Durante la época de lluvias, el agua de la superficie se filtra rápidamente a través de la roca permeable, llenando los cenotes y creando espectaculares cascadas subterráneas.

La vida en los cenotes es única y diversa. Además de peces como tilapias y bagres, muchos cenotes albergan microorganismos y crustáceos que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Estas especies han evolucionado para vivir en las condiciones especiales de luz y temperatura que ofrecen los cenotes. La presencia de aves como el pájaro to', también conocido como pájaro reloj, añade un elemento adicional de encanto y biodiversidad a estos lugares mágicos.

Los cenotes no solo son maravillas naturales sino también tesoros culturales. Los mayas consideraban los cenotes como portales sagrados al inframundo y los utilizaban en sus rituales religiosos. Hoy en día, los cenotes son una importante atracción turística, proporcionando ingresos vitales para las comunidades locales. Los visitantes pueden experimentar la belleza y el misterio de estos lugares a través de actividades como la natación, el buceo y las excursiones guiadas.

Estas formaciones naturales, únicas en su tipo, son el resultado de procesos geológicos que datan de miles de años. Este artículo explorará cuatro de los cenotes más emblemáticos alrededor de Valladolid: Xkeken, Samula, Zaci y Oxman.


Cenote Xkeken

El cenote Xkeken, también conocido como Dzitnup, es uno de los más famosos de la región. Según la leyenda local, este cenote fue descubierto por un campesino que seguía a su cerdo perdido. Al encontrar el animal, se dio cuenta de que estaba bebiendo agua fresca de un agujero en el suelo, revelando la existencia de esta impresionante caverna subterránea. Los habitantes de la región cuentan que el descubrimiento de Xkeken cambió la vida del campesino, quien comenzó a compartir el hallazgo con los vecinos, transformando el cenote en un lugar de encuentro y suministro de agua.

Xkeken es un cenote cerrado, lo que significa que está cubierto por una bóveda natural. La luz entra a través de pequeñas aberturas en el techo, creando un efecto mágico de luces y sombras en el agua cristalina. La formación de estalactitas y estalagmitas alrededor del cenote añade un toque místico, convirtiéndolo en un lugar popular para la fotografía y la exploración. La profundidad del cenote, alrededor de 10 metros, y su agua cristalina lo hacen ideal para nadar y bucear, permitiendo a los visitantes sumergirse en un mundo subterráneo fascinante.


Cenote Samula

Muy cerca de Xkeken se encuentra el cenote Samula. Ambos cenotes están tan próximos que a menudo se visitan juntos en una misma excursión que tiene un coste de unos 12 dólares. Una historia popular cuenta que en la época prehispánica, los mayas consideraban a Samula como un portal sagrado al inframundo y lo utilizaban para rituales religiosos. Los relatos locales hablan de ofrendas ceremoniales arrojadas al agua, con la creencia de que los dioses recibirían los sacrificios y bendecirían a la comunidad con lluvias y buenas cosechas.

El cenote Samula es conocido por su gran apertura en el techo, que permite la entrada de un rayo de luz solar directo que ilumina el agua azul turquesa. Este efecto de iluminación natural es particularmente hermoso durante el mediodía, cuando el sol está en su punto más alto. La combinación de luz y sombra crea un ambiente etéreo, casi sobrenatural. Samula es también hogar de peces gato y tilapias, que nadan alrededor de los visitantes, añadiendo un toque de vida al sereno entorno. Los visitantes pueden disfrutar de nadar en sus aguas frescas, rodeados por la belleza natural y el eco de las historias antiguas.


Cenote Zaci

El cenote Zaci se encuentra en el centro de Valladolid y tiene una historia rica y variada. Antiguamente, era utilizado por los mayas para abastecerse de agua y, según algunas historias locales, también fue un lugar de refugio durante la Guerra de Castas en el siglo XIX. Se dice que durante este conflicto, los habitantes locales se escondían en las cavernas y túneles del cenote, utilizando su conocimiento del terreno para protegerse y emboscar a las fuerzas invasoras.

A diferencia de muchos otros cenotes, Zaci es semiabierto, con una parte del techo colapsada que permite una vista directa al cielo. Las paredes de piedra caliza y la vegetación circundante crean un entorno natural impresionante. Zaci también ofrece una plataforma para saltar al agua, lo que lo convierte en un lugar popular para nadadores aventureros. Su accesibilidad y cercanía a la ciudad hacen de Zaci un destino perfecto tanto para turistas como para locales que buscan un respiro del calor. La mezcla de historia y naturaleza ofrece una experiencia única, donde cada visita puede revelar nuevos secretos y vistas sorprendentes.


Cenote Oxman

El cenote Oxman se encuentra en la Hacienda San Lorenzo Oxman, una antigua finca que data de 1747. La hacienda, cuyo nombre maya "Oxman" significa "tres caminos", estaba estratégicamente ubicada en la intersección de rutas importantes en la época colonial. Durante sus años de esplendor, la hacienda fue un centro de producción agrícola, especialmente de henequén, una planta utilizada para fabricar cuerdas y otros productos. El cenote fue originalmente utilizado como una fuente de agua para la agricultura y la ganadería, siendo crucial para la supervivencia y prosperidad de la hacienda.

Oxman es un cenote abierto, rodeado de una exuberante vegetación. Con un diámetro de 35 metros y una profundidad de 55 metros, es un lugar ideal para nadar y explorar. La Hacienda San Lorenzo ofrece diversas actividades turísticas, incluyendo un temazcal, hamacas para descansar, y una alberca. Un rasgo distintivo de este cenote es la soga que permite a los visitantes lanzarse al agua, añadiendo un toque de diversión y aventura. El ambiente en Oxman es tranquilo y relajado, perfecto para un día de descanso y conexión con la naturaleza. La combinación de historia, cultura y entretenimiento hace de este cenote un destino imperdible para quienes visitan Valladolid.



Los cenotes alrededor de Valladolid tienen su propia historia y características únicas, desde la magia luminosa de Xkeken y Samula, hasta la accesibilidad urbana de Zaci y la riqueza histórica de Oxman. Visitar estos y otros cenotes de la región es una experiencia que conecta a los visitantes con la naturaleza, la historia y la cultura de Yucatán, ofreciendo un viaje inolvidable a través del tiempo y el paisaje.

Entradas populares de este blog

TAC 2020. ConTACto: gala de danza

Mentir lo Mínimo. L´été de Vaour 2021

Z el camino de la libertad (El Zorro). AVIÑÓN 2023

Les frères Colle. Aviñón 2021

La flauta mágica (Mozart). Théâtre du Capitole de Toulouse

Parque Arqueológico de Pompeya

Festival des Lanternes. Blagnac 2021

Sonoma. Aviñón 2021

MONASTERIO SANTA CATALINA. Arequipa, Perú

Cantillon, la legendaria cervecería de Bruselas