Museo de las ilusiones. MADRID 2024

 

En pleno corazón de la bulliciosa ciudad de Madrid, se erige un lugar que desafía la percepción y despierta la curiosidad de aquellos que se aventuran a adentrarse en sus intrigantes salas. Nos referimos al Museo de las Ilusiones, un espacio único que transporta a sus visitantes a un universo de engaños visuales y trucos sorprendentes. justo aquí.


Con una ubicación privilegiada en el centro histórico de la capital española, el Museo de las Ilusiones se presenta como un refugio para los amantes de lo insólito y lo asombroso. Aunque no es el primero de su clase, sí logra destacarse por la diversidad de sus exhibiciones y la calidad de las ilusiones que presenta.

Al ingresar al museo, el visitante se encuentra inmediatamente inmerso en un mundo donde la realidad se tuerce y la percepción se convierte en un juego fascinante. Las instalaciones han sido cuidadosamente diseñadas para desafiar los sentidos, ofreciendo experiencias que despiertan la creatividad y estimulan la mente.

Una de las salas más destacadas es la llamada "Perspectiva Infinita", donde las líneas y los colores se entrelazan de manera magistral para crear la ilusión de un espacio sin fin. Los visitantes no pueden resistirse a la tentación de capturar este momento surrealista con sus cámaras, buscando el ángulo perfecto que desafíe aún más la realidad.

El Museo de las Ilusiones no se limita solo a las ilusiones visuales, sino que también explora fenómenos psicológicos y cognitivos. La sección dedicada a los juegos mentales invita a los visitantes a poner a prueba su astucia y destreza mental, desafiando la lógica y revelando la vulnerabilidad de nuestra percepción.


El museo también ofrece un espacio educativo donde los visitantes pueden aprender sobre los principios científicos que subyacen a muchas de las ilusiones presentadas. Esta combinación de entretenimiento y conocimiento convierte al Museo de las Ilusiones en una experiencia enriquecedora para todas las edades.

Algunas de las actividades que más nos han sorprendido son estas:


LA ILUSIÓN DE JASTROW

Al enfrentarse a la Ilusión de Jastrow, el espectador se encuentra ante una aparente paradoja: a pesar de que las formas son en realidad del mismo tamaño, la mente percibe una como significativamente más grande que la otra. Este fenómeno ilustra la manera en que nuestro cerebro interpreta las relaciones espaciales y distorsiona la realidad visual.

Lo intrigante de la Ilusión de Jastrow radica en su capacidad para jugar con la percepción, ya que la impresión sobre cuál de las dos formas es la más grande se invierte por completo al alterar su disposición. La mente humana, ávida de patrones y referencias visuales, cae presa de esta astuta ilusión que desafía la lógica y despierta la curiosidad.


VIBRAS HIPNÓTICAS
El centro de esta ilusión es un sol palpitante que, según la perspectiva del observador, inyecta una dosis de energía positiva a la escena. Sin embargo, una advertencia se hace presente: la prolongada contemplación de la imagen podría tener consecuencias hipnóticas. Algunos cuentan que, al quedarse absortos en la visión, llegan a sincronizar las pulsaciones virtuales de la imagen con los latidos de su propio corazón.

Este juego visual nos recuerda la asombrosa capacidad de nuestra mente para interpretar y manipular la información visual. Las "Vibras Hipnóticas" nos sumergen en un mundo donde la realidad y la ilusión convergen, desafiando la lógica y provocando una experiencia única para aquellos dispuestos a dejarse llevar por su intrigante encanto.


 EL JARRÓN DE RUBIN

Este fenómeno visual es conocido en el ámbito psicológico como la ilusión de "figura y fondo". Los psicólogos explican que el cerebro se enfrenta a la tarea de distinguir entre qué parte de la imagen es la "figura" (el objeto principal, en este caso, el jarrón o los rostros) y qué parte constituye el "fondo". Sorprendentemente, la mente solo puede seleccionar una de las opciones a la vez, excluyendo la posibilidad de percibir ambas simultáneamente.

Sin embargo, lo fascinante del "Jarrón de Rubin" radica en su capacidad para someterse a cambios en la percepción. Aunque el cerebro elige entre ver el jarrón o los rostros en un instante dado, el observador tiene la habilidad de influir en esta elección, alternando entre las dos interpretaciones de la imagen.



SALA DE SIMETRÍA

Al adentrarse en esta sala, los visitantes se encuentran inicialmente ante la aparente normalidad de una habitación vacía. Sin embargo, al examinar más de cerca, descubren que la ilusión radica en un sutil truco de simetría. Una de las paredes es, en realidad, una superficie de espejo que crea la impresión de una extensión infinita de la habitación.

La magia de la "Sala de Simetría" se despliega cuando los visitantes exploran las posibilidades que ofrece. Utilizando una escalera estratégicamente ubicada en la pared trasera, pueden jugar con la ilusión de levitación, creando la apariencia de que desafían la gravedad. Además, un pequeño nicho al final de la habitación brinda la oportunidad de esconderse parcialmente, permitiendo que las partes visibles del cuerpo se reflejen, generando intrigantes efectos visuales.


ILUSIÓN DEL ROSTRO HUECO
La magia de esta ilusión se intensifica cuando se pone en práctica el sencillo juego propuesto: acercarse a los rostros cóncavos y luego alejarse. La sorpresa radica en que, a medida que uno se aleja, los rostros parecen seguirle, desafiando la lógica visual convencional. La pregunta intrigante es: ¿seguirán pareciendo cóncavos mientras dan ese misterioso seguimiento?

La explicación de este asombroso fenómeno se encuentra en la manera en que nuestro cerebro procesa la información visual. Nuestro cerebro tiene una idea preconcebida de cómo se ven los rostros: convexos, no cóncavos. Por lo tanto, interpreta la imagen de las máscaras cóncavas como rostros normales y convexos. Cuando nos movemos, el rostro no sigue la trayectoria que esperaríamos de un rostro convexo, pero nuestro ingenioso cerebro encuentra una explicación alternativa: percibimos que el rostro se mueve y nos sigue a donde vamos.



ZOOTROPO
Esta ilusión del movimiento cobra vida al girar rápidamente una escultura con una geometría específica bajo la luz estroboscópica. Conocido como Bloom, este nuevo tipo de zootropo fue inventado por John Edmark en 2014, llevando la animación a un nivel completamente diferente.

Para experimentar la magia del Bloom, hay dos actividades que los visitantes pueden probar. Primero, moviendo rápidamente un dedo de un lado a otro cerca de la exhibición, se sorprenderán al ver cómo un solo dedo parece multiplicarse misteriosamente. En segundo lugar, al apuntar la linterna de un teléfono hacia la escultura en movimiento, se revelará la sincronización perfecta entre la luz estroboscópica y la rotación de la escultura, destellando cada vez que gira 137,5º.

Este ángulo especial, basado en la proporción áurea (1.618...), se vincula a la perfección con la naturaleza, encontrándose en la formación de piñas, girasoles, alcachofas y otros elementos. Aunque la ilusión visual puede hacer parecer que los cubos se caen y se cruzan entre sí, la realidad es que la superficie de la escultura giratoria es sólida e inmutable.










Entradas populares de este blog

TAC 2020. ConTACto: gala de danza

Mentir lo Mínimo. L´été de Vaour 2021

Z el camino de la libertad (El Zorro). AVIÑÓN 2023

Les frères Colle. Aviñón 2021

La flauta mágica (Mozart). Théâtre du Capitole de Toulouse

Parque Arqueológico de Pompeya

Sonoma. Aviñón 2021

Festival des Lanternes. Blagnac 2021

MONASTERIO SANTA CATALINA. Arequipa, Perú

Cantillon, la legendaria cervecería de Bruselas