Visita al tejado y museo de: CATEDRAL DE SANTIAGO DE COMPOSTELA 2023


La Catedral de Santiago de Compostela es uno de los destinos de peregrinación más famosos del mundo y alberga numerosas anécdotas y misterios. Se encuentra justo aquí, y la entrada a la cubierta, museo,etc., tiene estos precios. Los folletos de la catedral, el pórtico de la gloria y el museo. También de forma digital tenemos una revista, a día de hoy con 8 números, y un catálogo.

La catedral se construyó sobre la supuesta tumba del apóstol Santiago, y su historia está llena de detalles fascinantes. Una de las anécdotas más curiosas es que, durante siglos, la ubicación exacta de la tumba del santo estuvo oculta. Hasta que, en el siglo IX, un ermitaño llamado Pelayo tuvo un sueño en el que vio una luz brillante que lo llevó al lugar donde se encontraba la tumba de Santiago. ¡Imagina cómo cambió la fortuna de la catedral gracias a un sueño!

En un lugar destacado del altar mayor, encontrarás una escultura del Apóstol Santiago. Los peregrinos llegan a la catedral y buscan darle un abrazo al Apóstol Santiago, como símbolo de su peregrinaje. Pero aquí viene la anécdota: ¡el espacio para abrazar al Apóstol se ha vuelto tan concurrido que se ha convertido en un auténtico desafío! A veces, los peregrinos tienen que esperar su turno para dar el abrazo deseado.

Uno de los elementos más llamativos del la catedral es la figura central de Santiago Matamoros, representada como un jinete que lucha contra los moros. La anécdota interesante aquí es que esta imagen ha sido motivo de controversia a lo largo de la historia. Algunos la ven como un símbolo de la Reconquista cristiana, mientras que otros la consideran polémica debido a su representación de violencia. ¡El pórtico ha sido objeto de debates y discusiones durante siglos!

Otra anécdota intrigante se relaciona con la famosa "botafumeiro", un enorme incensario de casi 2 metros de altura que se balancea por la nave central de la catedral durante las celebraciones más solemnes. Cuenta la leyenda que esta costumbre se originó para enmascarar el olor de los peregrinos después de su larga caminata. ¡Así que, en lugar de un desodorante, la catedral utilizaba un gigantesco incensario!



Durante la Edad Media, la catedral también fue testigo de la llegada de nobles y reyes que peregrinaban al santuario. Pero aquí está la anécdota: se dice que el rey Alfonso II, conocido como "Alfonso el Casto", caminó cientos de kilómetros hasta Santiago para demostrar su devoción. Sin embargo, cuando llegó a la tumba del Apostol, se encontró con que el apóstol Santiago no estaba en su tumba. En lugar de dudar, Alfonso oró y, de repente, el cielo se llenó de estrellas, lo que llevó al descubrimiento de la tumba del apóstol.

La fachada de la Catedral de Santiago de Compostela es como un libro de piedra que cuenta la historia del Camino de Santiago de una manera única y emocionante.

Lo primero que notarás es la detallada fachada, conocida como la "Fachada del Obradoiro", que se encuentra en la plaza del mismo nombre. Pero aquí viene la primera anécdota: a pesar de su belleza y majestuosidad, esta fachada tardó casi un siglo en construirse. ¡Imagina la paciencia y dedicación de los arquitectos y constructores!

Una de las características más llamativas de la fachada es la presencia de numerosas estatuas y esculturas que representan a santos, apóstoles y figuras religiosas. Pero aquí está la anécdota: en la antigüedad, se decía que tocar o besar las estatuas traería bendiciones y protección. Sin embargo, debido a la erosión causada por la gran cantidad de visitantes, se prohibió tocar las figuras. ¡Las estatuas han sido testigos de muchas demostraciones de devoción!

La fachada también ha sido escenario de eventos históricos importantes. Durante el siglo XVIII, un gran incendio dañó gran parte de la catedral, incluyendo la fachada. La restauración tomó décadas en completarse, pero el resultado es un testimonio de la perseverancia y el amor por este lugar sagrado.

El Botafumeiro de la Catedral de Santiago de Compostela es una obra maestra en sí misma y una de las tradiciones más icónicas del Camino de Santiago.

Para empezar, el Botafumeiro es un incensario gigante que mide casi 2 metros de altura y pesa alrededor de 80 kilogramos. Pero aquí viene la primera anécdota: en el pasado, se decía que había incensarios aún más grandes, algunos tan grandes que requerían la fuerza de varios hombres para ser movidos. Imagina el asombro de los peregrinos al ver semejante espectáculo.

Uno de los momentos más emocionantes relacionados con el Botafumeiro es durante la celebración de la Misa del Peregrino en la catedral. Los "tiraboleiros", expertos que se encargan de hacer oscilar el incensario, realizan una espectacular exhibición de fuerza y coordinación. La anécdota interesante aquí es que se dice que los tiraboleiros son capaces de hacer que el Botafumeiro alcance una velocidad de giro de hasta 68 kilómetros por hora. ¡Una verdadera exhibición de destreza!

Además de su función ceremonial, el Botafumeiro también ha tenido su parte de momentos curiosos. En una ocasión, durante la Guerra Civil Española, un grupo de republicanos robó el Botafumeiro y lo escondió para evitar que se utilizara en ceremonias religiosas. Afortunadamente, fue recuperado ileso al final de la guerra.


Otra anécdota intrigante es que el incensario se utiliza para purificar el aire en la catedral antes de las misas, debido a la gran cantidad de peregrinos que visitan el lugar. Además de crear una atmósfera espiritual, también sirve como un antiguo "ambientador" para eliminar cualquier olor desagradable. ¡Un uso poco convencional para un incensario gigante!

Algo sorprendente fue lo que paso hace tiempo: detenidos 2 monaguillos gallegos por meter marihuana en el botafumeiro.


El Pórtico de la Gloria es como un libro de piedra que cuenta la historia del Camino de Santiago de una manera única y emocionante. Está prohibido tomar fotos, al igual que en el museo.

Lo primero que debes saber es que este impresionante pórtico es una obra maestra del arte románico y gótico. Fue diseñado por el escultor Maestro Mateo en el siglo XII y es conocido por sus detalladas esculturas que representan a figuras religiosas y escenas bíblicas. Pero aquí viene la primera anécdota: se dice que el Maestro Mateo, mientras trabajaba en el pórtico, tuvo un ayudante llamado Cincio, un escultor de origen italiano. Cincio aportó su toque especial a algunas de las esculturas, y su trabajo es apreciado por su delicadeza y realismo.



Crédito: catedraldesantiago.es

El Pórtico de la Gloria también ha sido sometido a restauraciones a lo largo de los años. Durante una de estas restauraciones, se descubrió un tesoro escondido detrás de las esculturas: una caja con objetos antiguos y reliquias.

Entre los siglos IX y XI, por medio del Camino a Santiago de Compostela, los peregrinos se aseguraban una vía directa a la salvación. Este viaje de autoconocimiento, reflexión y expiación estuvo siempre alentado desde la propia sede compostelana para aumentar el número de feligreses que llegaban cada año. Además de las historias que fueron surgiendo con los siglos y las adaptaciones de la peregrinación acorde al paso del tiempo, la llegada de los peregrinos a Compostela y su recibimiento estuvo cuidado y meditado desde su inicio. Con la finalización de la fachada occidental románica por el Maestro Mateo (1168-1211) y su programa de unificación general del edificio, la catedral quedaba por fin concluida. La visión total debía, ante todo, ser imponente y estar a la altura del largo y duro viaje que muchos de los recién llegados habían llevado a cabo, por eso, como intermedio entre el exterior y el interior de la catedral, se preparó un ambicioso proyecto arquitectónico sin precedente que, sobrepasando el románico tardío de las últimas fases de la catedral, se disponía ya en las puertas del gótico más incipiente: El Pórtico de la Trinidad, conocido actualmente por el nombre que se le da a partir del siglo XIX, “Pórtico de la Gloria”. El acceso al pórtico medieval se organizó, de acuerdo al modelo francés, a través de la cripta, espacio cuya función todavía se debate entre el culto peregrino o ciertas celebraciones seculares. 

Crédito: catedraldesantiago.es

Aquí comenzaba el gran proyecto recibidor del Maestro Mateo, pues en lugar de centrarse únicamente en la estancia que precede al cuerpo de naves, incluyó los tres espacios del macizo occidental: cripta, pórtico y tribuna. Situada al nivel del suelo para salvar el desnivel del terreno con respecto a las naves, la cripta era la continuación del mundo terrenal dentro de la iglesia y así lo confirmaban dos de las claves de sus bóvedas donde se representan a un ángel portando el Sol y otro la Luna. A continuación, mediante unas escaleras interiores, el peregrino llegaba al Pórtico y se colocaba frente a tres imponentes arcos delicadamente decorados y policromados, con todo un programa de iconografía desarrollado en clave apocalíptica que le ilustraba sobre la salvación de las almas y la ineludible separación de justos y pecadores. En el arco izquierdo se cuenta el descenso de Cristo al limbo representado con el pueblo de Israel, en el derecho se muestra como son juzgadas las ánimas del Juicio Final y, en el arco central, preside la sala un monumental Cristo en Majestad que, rodeado de toda su corte, muestra sus llagas.

Mediante la iconografía que compone el Pórtico, el Maestro Mateo tradujo al lenguaje escultórico puntos clave del texto para hacerlo reconocible en su conjunto. Si seguimos el orden del texto, es ya en el cuarto capítulo donde se encuentra la primera relación clara entre la obra y el Nuevo Testamento. Tras los capítulos iniciales, donde el evangelista describe la voz que se dirigió a él en su visión y retransmite lo que se le encomendó escribir a las siete Iglesias de Asia, San Juan cuenta cómo se encontró frente a Dios y toda su corte.

Crédito: catedraldesantiago.es

A la hora de organizar su proyecto, el Maestro Mateo tenía claras las referencias en las que quería apoyar el discurso de la arquitectura. La composición del pórtico contiene referencias variadas, entre ellas, el evangelio de San Mateo o el Ordo Prophetarum, sin embargo, las más abundantes son las que lo relacionan con el relato del libro del Apocalipsis según San Juan. Este libro se presenta como el remate perfecto para el misticismo de la llegada de los peregrinos, ya que, a pesar de ser entendido muchas veces como una advertencia, el relato apocalíptico es un mensaje de esperanza a los justos, muestra de que su esfuerzo y sacrificio no son en vano y que gracias a su arrepentimiento y buena praxis serán salvados. Estos son los cuatro versículos clave para comprender la composición del tímpano del arco central. En la arquivolta están esculpidos los ancianos con sus instrumentos, protagonistas de tantos estudios y admiraciones debido a su detallada relación de miradas y gestualidad; alrededor de la imagen de Cristo, los cuatro evangelistas esculpidos en su forma de seres vivientes.

A pesar de no cumplir la descripción del texto de forma literal -no existe en el pórtico la representación de estos seres plagados de ojos-, Mateo sí tomó su colocación en el espacio, pues los representó alrededor del trono tanto de forma humana como de acuerdo al Tetramorfos. Al avanzar y leer el séptimo capítulo, la visión del pórtico se desplaza desde el centro de la composición hacia una perspectiva periférica del nártex, pues se mencionan aquí a los “cuatro ángeles que estaban de pie sobre los cuatro puntos cardinales de la tierra, y que detenían los cuatro vientos” que se aprecian en cada una de las esquinas del espacio del pórtico, compartiendo representación con los ángeles trompeteros de los que se habla en el siguiente capítulo.

El fragmento que pone en relación el arco izquierdo con el central, y da explicación al conjunto de incontables figuras que rodean a Dios, es aquel que designa el número de personajes salvados de las tribus de Israel.

Crédito:artsandculture.google.com

Es al leer estas palabras cuando ciertas figuras del Pórtico cobran sentido. Las tribus de Israel que esperaban su juicio en la arquivolta superior acceden a la corte de Dios utilizando la propia estructura arquitectónica para “caminar”, mientras figuras de ángeles los acompañan y les colocan coronas que imitan la función de los sellos citados en el texto. Estas figuras, los arrepentidos de Israel, permiten a los peregrinos recién llegados, que admiraban el pórtico antes de entrar al cuerpo de la catedral, sentirse identificados y aliviados, trazar una comparativa entre su sacrificio en el camino y la historia de estas doce tribus para, por fin, respirar tranquilos,  no tendrán más hambre, ni tendrán más sed. Mateo extrajo más personajes y elementos del texto para su obra y las adaptó, aún cambiándolas de lugar, para conseguir coherencia en todo su relato. De esta forma, al entender que todas las acciones del Apocalipsis que representa el pórtico están ocurriendo al mismo tiempo sobre la piedra, es comprensible que los personajes recién salvados sostengan en todo momento los incensarios que en la teoría les son entregados en el octavo capítulo, segundos antes de que los siete ángeles trompeteros comiencen a tocar. De igual forma, aunque la lucha del arcángel Miguel contra el dragón no esté representada, este fundamental personaje del relato apocalíptico no podía faltar en la representación, y Mateo decidió situarlo en la clave de la arquivolta inferior derecha, marcando la separación entre condenados y salvados. Tampoco están elegidas al azar las figuras columna que soportan el conjunto, pues son mencionadas en la caída de Babilonia.

Finalmente, es uno de los últimos versículos de este texto el que pone el broche a la simbología mateana. Al acceder a la tribuna, inmediatamente superior al pórtico, se completa la lectura que empieza en la cripta y recorre la contra fachada de abajo hacia arriba. Aquí, al levantar la mirada aparece el elemento que preside el conjunto: la representación del Agnus Dei, completamente acorde a lo que San Juan vio en su visión.

En el mismo capítulo aparece la respuesta a por qué decidió Mateo no cerrar la fachada, y es simplemente para semejar todavía más en su espacio la Jerusalén Celeste, cuyas “puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche.” Así, un relato tan complejo como el Apocalipsis de San Juan encuentra el modo de llegar a su público a través de la obra del Maestro Mateo. El excelente detallismo de su labra, la atmósfera que genera, o el éxtasis que se provoca en quien observa cada una de sus particularidades han inspirado a lo largo de la historia todo tipo de historias y obras de arte, sin embargo, la comprensión del proyecto de Mateo para su puesta en valor es y será siempre indivisible del relato testamentario que lo originó en un primer momento.


Museo

Una visita a la historia y al arte de la Catedral de Santiago a través de sus mejores piezas artísticas. El visitante puede viajar en el tiempo y conocer cómo a partir de un sepulcro se construye una gran catedral en torno a la cual, a lo largo de los siglos, ha ido creciendo una ciudad y todo un fenómeno jacobeo que, con el Camino de Santiago, ha jugado un importante papel en la construcción de la identidad europea y que es, desde 1985, Patrimonio de la Humanidad.

Planta baja: Los orígenes de la Catedral / El coro pétreo del Maestro Mateo / La construcción de la catedral románica

Planta 1ª: El arte en la Catedral en los siglos XIII y XIV / El arte en la Catedral en los siglos XVI, XVII y XVIII / El Apóstol Santiago

Planta 2ª: Claustro renacentista / Capilla de las Reliquias / Panteón Real / Tesoro de la Catedral / Biblioteca capitular / Botafumeiro / Sala Capitular

Planta 3ª: Colección de artes textiles / Tapices de Rubens / Tapices de Teniers / Tapices de José del Castillo / Tapices de Goya / Balconada al Obradoiro.

En el museo no está permitido fotografiar, pero dentro de la página de la catedral tenemos la posibilidad de ver de forma virtual el propio museo, con este enlace.

D.S., N.V. y M. A.


Entradas populares de este blog

TAC 2020. ConTACto: gala de danza

Mentir lo Mínimo. L´été de Vaour 2021

Z el camino de la libertad (El Zorro). AVIÑÓN 2023

Les frères Colle. Aviñón 2021

La flauta mágica (Mozart). Théâtre du Capitole de Toulouse

Parque Arqueológico de Pompeya

Sonoma. Aviñón 2021

Festival des Lanternes. Blagnac 2021

MONASTERIO SANTA CATALINA. Arequipa, Perú

Cantillon, la legendaria cervecería de Bruselas