Torre Mirador Colón. BARCELONA

El Mirador de Colón de Barcelona (gestionado por Barcelona Turisme) se construyó en 1888 para conmemorar el cuarto centenario del primer viaje de Cristóbal Colón a América. El monumento fue diseñado por el arquitecto Gaietà Buïgas i Monravà, fundición de Alejandro Wohlguemuth y se alza al final de La Rambla, justo aquí.

El monumento está hecho en bronce y cuenta con una estatua de Colón apuntando hacia el mar. La estatua fue esculpida por Rafael Atché y se alza en lo alto de una columna de 60 metros de altura. La columna está rodeada por cuatro grupos alegóricos que representan los cuatro reinos de España en la época del viaje de Colón: Castilla, Aragón, Navarra y Granada.

El monumento se inauguró oficialmente el 12 de octubre de 1888, aniversario de la llegada de Colón a América. Al acto asistieron el rey Alfonso XIII y otras personalidades de la época.

En 1902 se instaló un ascensor para subir a lo alto del monumento, desde donde se puede disfrutar de una vista panorámica de la ciudad. En el pasado, el monumento ha sido escenario de varios acontecimientos importantes, como la llegada de la llama olímpica durante los Juegos Olímpicos de Verano de 1992, que se celebraron en Barcelona.

En 1992, Barcelona acogió los Juegos Olímpicos de Verano, que supusieron un gran acontecimiento para la ciudad. Durante los Juegos, el Mirador de Colón sirvió de punto de llegada de la llama olímpica, que fue transportada por corredores desde Olimpia (Grecia) hasta Barcelona. La llama se utilizó para encender el pebetero olímpico en la ceremonia de inauguración de los Juegos.

Además, el monumento y su ubicación al final de La Rambla, uno de los principales bulevares de la ciudad, habrían formado parte de la ruta olímpica y muchos turistas habrían pasado junto a él mientras visitaban la ciudad durante los juegos, y habrían tenido la oportunidad de visitarlo.

Diseño de la columna

Fue diseñado por el arquitecto Gaietà Buïgas i Monravà. Buïgas i Monravà fue un arquitecto e ingeniero español activo a finales del siglo XIX y principios del XX. Nació en 1848 en Barcelona y estudió en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona.

Buïgas i Monravà fue conocido por sus obras de estilo neogótico y diseñó varios edificios importantes en Barcelona, como el Mercat de la Boqueria, la Casa de les Punxes y el Mirador de Colón. También participó en el diseño de otros monumentos de la ciudad, como el monumento a Rafael Casanova y el monumento a Joan Maragall..

En conjunto, Gaietà Buïgas i Monravà fue un importante arquitecto e ingeniero que desempeñó un papel significativo en la configuración del paisaje arquitectónico de la Barcelona de finales del siglo XIX y principios del XX. Su trabajo en el Mirador de Colón contribuyó a convertirlo en una atracción turística emblemática y popular de la ciudad.

En la actualidad, el Mirador de Colón sigue siendo una popular atracción turística y es también un importante símbolo de la historia de la ciudad y de su conexión con el mar.



Ascensor

El ascensor fue una importante adición al monumento, ya que permitió a los visitantes llegar a la parte superior de la columna en 4 minutos, sin tener que subir las escaleras. Esto hizo mucho más cómodo para personas de todas las edades y capacidades visitar el monumento y disfrutar de las vistas. El ascensor fue también un importante logro tecnológico de la época, ya que fue el primero instalado en un monumento público de Barcelona.

El ascensor, accionado por un ascensorista y que funcionaba con electricidad, permitía a los visitantes llegar a la terraza del monumento, donde podían admirar las vistas de la ciudad desde  lo alto.

En el pasado, el monumento contaba con un ascensor instalado para llevar a los visitantes a la parte superior del monumento, pero estuvo cerrado durante varios años por motivos de seguridad. En diciembre de 2021, el ascensor fue renovado y vuelve a funcionar, subiendo en menos de 40 segundos.


La estatua de Colón fue casada con la estatua de la Libertad en 1992, la idea no tenía mucha lógica, pero fue uno de los impulsos de la estrategia de turismo por poner en el mapa a Barcelona, y parece que sus métodos tuvieron éxito años despues.


Para quien tenga curiosidad dejamos un top de los monumentos más visitados de Barcelona, en el que obviamente no está el mirador por su exclusividad y escasa capacidad: un motivo más para hacer algo que no todo el mundo  hace. Al no ser ejemplos similares, no se puede comparar los 72.000 visitantes del mirador de Colón en 2019 con los casi 5 millones de la sagrada familia. Datos aquí, y aquí.



Entradas populares de este blog

Mentir lo Mínimo. L´été de Vaour 2021

Les frères Colle. Aviñón 2021

La flauta mágica (Mozart). Théâtre du Capitole de Toulouse

MONASTERIO SANTA CATALINA. Arequipa, Perú

Cantillon, la legendaria cervecería de Bruselas

Parque Arqueológico de Pompeya

Work. L´été de Vaour 2021

Sonoma. Aviñón 2021

Ben-Hur. Aviñón 2021

EL PARAÍSO DEL BAMBÚ Y LA GUADUA. EJE CAFETERO, COLOMBIA